21.12.08

Se fue sin decir adiós

Si, se nos pasó un año más. Mejor dicho algunos disfrutaron un año, otros simplemente lo pasaron y a algunos nos pasó... por arriba.
No se a quien se le ocurrió hacer un año de doce meses, si en el décimo ya no me podía los huesos. Ello por un cúmulo de pequeños inconvenientes cotidianos: como conseguir el morfi para uno mismo y los críos; pagar las deudas que jamás ceden y a veces uno mismo no sabe como se contrajeron (casi, casi como las venereas, pero sin disfrutar tanto); el miedo a perder el laburo, que garpa lo antedicho y por ende bancarse cualquier hijaputez de los jefes, para no hacer olas y el consecuente abuso de ellos al saberse tenedores de tus testículos; soportarse con la pareja, que no siempre es el apoyo que uno necesita, y a veces parece que te mete una zancadilla.
Pero como si esto fuera poco, nuestros dirigentes se encargaron de rematarnos los padecimientos, con el desabastecimiento a causa de su ceguera, tozudez, mala leche y ansia de poder desmedido. No contentos con ello, te mienten descaradamente diciendote que todo está bien y ves que con la guita que comprabas la comida de la semana, ahora le comprás los caramelos a los pibes. Pero no acaba acá, encima te meten la mano en lo único que tenías para tu jubilación, con el verso que las administradoras te van a cagar, cuando ese a sido el leitmotiv del Estado desde que el mundo es mundo y de lo cual nuestro país es pionero, encima para mantener una horda de vagos y delincuentes (y no me refiero solamente a los políticos), o darle planes con facilidades a los que ya tienen guita, para que se compren autos o electrodomésticos nuevos. De hacer hospitales (¿Qué habrá sucedido con las retenciones?), escuelas, caminos, rehabilitar trenes hacia los pueblos perdidos del "resto" del país, o sea, lo que va a ser útil en los próximos 50 años... ni hablar.
No, 2008 no fue mi mejor año y probablemente tampoco el peor, pero seguro está muy por debajo de la media.
Por lo expuesto, voy a emitir un comunicado especial:
"Visto, que de las miles de cadenas que me han enviado este año, prometiendo fortuna, salud, bienestar, mujeres, etc.
Considerando, que a pesar de ponerle empeño y constancia, ninguna ha funcionado.
Se dispone, que a partir del 1° de enero del 2009, todas aquellas personas que sientan el deseo de benefeciarme de alguna forma, simplemente ¡MANDEN LA GUITA!"


¡FELIZ NAVIDAD Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO!

3 Tuvieron algo que decir:

Blogger Nadie también estuvo divagando

Cierto, como siempre, todo lo que decis..
Y lo de los hospitales con la guita de las retenciones vaya a saber al bolsillo de quien fue a parar..

Pueblo castigado el nuestro, eh.

Un beso para vos, que tengas un 2.009 mejor que el 2.008 y que la guita alcance para chupetines ademas de caramelos..

Felices fiestas

10:34 a. m.  
Blogger Maguila también estuvo divagando

Yo he optado por considerar al gobierno argentino como una más de las limitaciones de nuestro entorno natural como por ejemplo la ley de gravedad, no puedo volar y dicha ley me lo impide, pero la tomo como dada, ya que no me es posible irme a otro planeta, lo mismo en Argentina, ya no me quejo, porque si no me amargo, como no me puedo ir...
Es así y va a seguir siendo así. Este año me tuve que ir de Mendoza, por lo menos caí en Boedo, barrio de Cuervos, y no sabés como disfruté el 3-1 de ayer.
Algo es algo
Felices fiestas.

11:17 a. m.  
Blogger Adrian Pegaso también estuvo divagando

Nene... a ver si tecleamos un poco mas seguido!!!

Arriba ese animo... mi año pedorro lo cerre en 2007...

Si bien 2008 no fue optimo me dejo un sabor cercano a lo conforme.

Que pases unas lindas fiestas nene!

Bexos
Ad

6:27 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces para acá:

Crear un vínculo

<< Home